Las empresas que están apostando por la inclusión laboral

Autora: Alejandra Crail
Las empresas están apostando por la diversidad, lejos están quedando aquellos actos discriminatorios dentro del ambiente laboral, por el contrario, las compañías están creando sus propios mecanismos de inclusión para garantizar que sus empleados se desenvuelvan libremente en sus actividades diarias.
Es la comunidad LGBTTTI uno de los sectores más beneficiados, pues los corporativos están notando que respetar el derecho a la identidad sexual de sus empleados les abre campos de oportunidad en mercados emergentes.
De acuerdo al Índice de Equidad Corporativa –activo desde 2002– son tres pilares en los que las empresas están trabajando: adopción de políticas de no discriminación, creación de grupos de recursos para empleados o consejos de diversidad e inclusión, así como participación en actividades públicas para apoyar la inclusión LGBT.
En México son las empresas transnacionales como Citibanamex, Google y Mastercard las que llevan la delantera en estos ejes. Pero también existe el esfuerzo por parte de emprendedores como aquellos que en 2014 fundaron la Federación Mexicana de Empresarios LGBT que promueven el desarrollo profesional y económico de este sector.
En el mundo, empresas como Airbnb, Adidas, Walmart, Facebook, PepsiCo, Ford, Mastercard y AT&T se colocan como los modelos a seguir en este campo, según el Índice. Este análisis de 2017 señala que la mayoría de las empresas ya no sólo está mirando los problemas de discriminación hacia la comunidad gay sino que está adoptando políticas innovadoras para garantizar que las personas transgénero y transexuales puedan gozar de un ambiente laboral sin discriminación.
Esto está orientando el mundo laboral hacia ambientes de igualdad y respeto, empleados confiados y libres, lo que se traduce en trabajadores comprometidos con la compañía, más productivos y creativos. El impacto también tiene influencia en los círculos cercanos de los trabajadores LGBT, mientras que los consumidores finales de las marcas son más receptivos a los mensajes de igualdad y esto también genera lealtad a la hora de comprar.
Otro plus es que si el target de la marca se dirige a esta comunidad, contratar a empleados que se identifican con diferentes orientaciones sexuales, les permite comprender con mayor claridad al consumidor y esto genera una ventaja competitiva sobre otras compañías. Este tipo de empresas, además, consiguen atraer mayor talento, al abrir las puertas a personas brillantes que podrían ser rechazadas en otros mercados.
Iniciativas como éstas representan un paso gigantesco para quienes se dedican a difundir la diversidad, ya que, según la Encuesta Nacional sobre Homofobia y Mundo Laboral en México, alrededor de 35% de los empleados encuestados han sido discriminados en su lugar de trabajo por su orientación sexual, de los cuales 15% tuvo que renunciar.

Tomado de Elle.