Discriminación causa pérdidas por 80 mmdd

Según la Federación Mexicana de Empresarios LGBT (FMELGBT), la discriminación hacia la comunidad de la diversidad sexual cuesta a México 80 mil millones de dólares al año, equivalentes al Producto Interno Bruto de cinco estados del país.

Su presidente, César Casas Ferrer, agregó que con cada derecho ganado solamente en temas de diversidad sexual, el PIB per cápita aumenta 400 dólares, de acuerdo a un estudio elaborado por una universidad de California, Estados Unidos.

“Hasta 80 mil millones de dólares, porque eso es lo que le cuesta la discriminación al país. A partir de ahí las empresas tienen una oportunidad de negocio en una primera etapa, entonces, a partir de ahí entramos a los números azules. La oportunidad de crecimiento es, no se puede medir, gigantesca”, declaró.

A tres años de su creación, la FMELGBT promueve el trabajo de mil 100 empresas mexicanas que brindan sus servicios a 80 corporativos multinacionales.

“Justamente no hemos hecho ningún esfuerzo de comunicación y ya tenemos mil empresas más 80 multinacionales simplemente de boca en boca. Cuando empezamos, nuestro calendario de trabajo, nuestro programa, era crear las relaciones que nos dieran pie a efectivamente dar los servicios. Entonces, incluso antes de que nosotros estuviéramos listos para dar algunos de los servicios, las empresas ya estaban interesadas y fuimos desarrollando y aprendiendo juntos”, agregó.

Como parte del empoderamiento de la comunidad LGBT (Lésbico, Gay, Bisexual y Transgénero) en el mercado de los negocios, Casas Ferrer presentó nuevos proyectos para apoyar a empresas a iniciar, desarrollar y fortalecer políticas y procesos internos de diversidad e inclusión.

“La federación trabaja por el empoderamiento económico de la comunidad LGBT y también con empresas que son acreditadas como LGBT o con firmas aliadas en el tema; cuando una empresa que cumple con que los accionistas, por los menos en 51 por ciento, pertenecen a la diversidad sexual, nosotros los acreditamos como diversos y los registramos como proveedores minoritarios en una empresa multinacional, que lo incluye en su cadena de suministro”, subrayó.

El plan de trabajo de la federación se desprende de tres programas: talento diverso; proveedor diverso y marketing incluyente.

“Nos gustaría que no fuera necesario nuestro trabajo, ese es nuestro objetivo, lograr la inclusión, pero ahora es necesario; es como pretender que las mujeres hoy ganan lo mismo que los hombres en las empresas. La realidad es que no; si bien la ley no discrimina, las situaciones sociales no son parejas para todos. Entonces, son necesarias organizaciones como la nuestra, que busca justamente generar estas sinergias y este autoempoderamiento para lograr la equidad que la ley nos da”, expuso el activista.

Los servicios con mayor demanda que provee la FMELGBT a los negocios y asociaciones se enfocan en los campos del turismo, la tecnología, el ocio y estilo de vida, de acuerdo con su cofundador.

Tomado de Capital México